Cultivo in vitro de orquídeas

Cultivo in vitro de orquídeas

germinación de semillas de orquídeas

En el siglo XIX la única manera de conseguir una orquídea, era extrayéndola de su hábitat natural, y no era posible hacer germinar sus semillas. Sin embargo observaron que cuando caían sobre las raíces de la planta madre, sí germinaban algunas (gracias al  hongo mycorrhiza presente en las raíces).

En 1922, El profesor Lewis Knudson de la Cornell University descubrió que, entre otras, las semillas de orquídea podían germinar en un frasco  conteniendo una gelatina a base de agar con nutrientes químicos, lo que posibilitaba la producción de miles de plántulas a partir de una cápsula de semillas.

Knudson es el creador  del cultivo in-vitro.

MULTIPLICACIÓN VEGETATIVA

Se pueden reproducir las orquídeas por vía vegetativa, o sea, por partición, keikis, esquejes o meristema (que es como se  producen la mayoría de las plantas que están en el mercado).

 

En todos estos casos estamos obteniendo clones idénticos a la planta madre.


MULTIPLICACIÓN VIA SEXUAL

Existe otra manera, de la que vamos a tratar a continuación : la vía sexual…o por semillas.

 

La reproducción por semillas da lugar a plantas “hermanas”, por lo tanto muy parecidas pero NO iguales.